Patrimonio

 

El modelo tradicional vizcaíno, con tejado a doble vertiente, volumen compacto y fachada con soportal central se repite aquí con la única variación de los espolones o paravientos que enmarcan el frontis. Entre ellos destaca el caserío Arrizubiaga (s. XVI), erigido posiblemente sobre la antigua torre armera del mismo nombre.La estructura constructiva de los ejemplares más antiguos (s. XVI), con postes manifestados en el plano de fachada, puede encontrarse en Sustatxa, Lukategitxu, Lotxarine y Madariaga. Aquí se difundió el modelo de caserío de tipo durangués, con arco de sillería en el acceso al soportal. Aunque el caserío es un edificio funcional, no renuncia a elementos decorativos como tallas de madera, columnas o escudos. Este es el caso, respectivamente, de Arrate Beko, Etxebarri y Landaida.

Caserío Caserío