Noticias

 
El Mercado Medieval de Berango propondrá una vuelta al pasado entre el 19 y 21 de mayo, en el parque de Moreaga. Hasta 200 personas compondrán el campamento y el zoco en los que habrá desde variados talleres artesanales a espectáculos de teatro -incluidos los nocturnos con fuego-, magia, marionetas, actuaciones musicales, cuentacuentos y exhibiciones de cetrería.
A las cinco de la tarde del viernes arrancará la frenética actividad de esta feria, con un pasacalles a cargo de los grupos participantes. En total, se pondrán en marcha en torno a 11 talleres participativos, con la presencia de sus correspondientes monitores. Los habrá de barro, de madera, de lana, de tinturas de tela, de plantas, de jarapas, de orfebrería, de curtido de pieles, de zapatería, de botas de vino y de acuñación de monedas, por destacar algunos.
Titiriteros, malabaristas, magos, músicos y el hombre orquesta añadirán su animación a las representaciones de época, las sesiones de cuentacuentos y exhibiciones de cetrería. Cerca de 90 puestos pondrán productos variados y de calidad a la venta. En 2017 llegarán a Berango las primeras cerezas del Valle del Jerte, aparte de los dátiles y la fruta deshidratada de Elche. La muestra de quesos será importante, con productos de Extremadura, Cataluña, Francia o Euskal Herria. La cecina de León, las morcillas típicas de Burgos, el chorizo y salchichón riojanos, y la panadería vasca y gallega estarán incluidos en la lista de los diferentes puestos gastronómicos.
El apartado de artesanía abarcará también una variedad de stands, en muchos de los cuales se mostrará en directo cómo se elaboran los productos. Curtidores de cuero, plateros, alfareros… Todos mostrarán su buen hacer en una feria de época muy animada y en alza. “El 85% de los artesanos que vienen a Berango quiere repetir porque les gusta. El mercado va para arriba cada año y a los artesanos les gusta porque las ventas suelen ser buenas, igual que el buen trato que les da la gente”, destaca uno de los organizadores del evento.
Para comer o picar en el propio recinto habrá pizzas artesanas –de Lunatic-, una pulpería gallega, una tetería con pastas, una crepería o una taberna asturiana con sidra, por destacar algunos. Tampoco faltarán los conciertos de música celta, a cargo del grupo turolense Barzonia. El mercado abrirá el sábado y el domingo de once de la mañana a 14 horas, y de 17 a 22:30 horas.