Noticias

 

En Berango se cumplirán 75 años de euskal-dantzak ininterrumpidos. Diferentes grupos han impulsado el folklore vasco durante más de siete décadas y la agrupación actual, Simon de Otxandategi, hace un llamamiento para una celebración colectiva que reúna a todos/as los y las dantzaris. Para la ocasión se editará un libro en el que se cuente la historia, y en el que aparecerán los nombres y apellidos de esas más de 700 personas que figuran en el listado provisional que tienen.

El primer paso a dar es ese llamamiento que se hace para el día 25 de noviembre, en el que Simon de Otxandategi protagonizará un alarde en el frontón  municipal, a las 19:30 horas. La idea es que, en el descanso del acto, pasen todas las personas que han bailado desde 1943 y comprueben si están en la lista o que corrijan sus nombres y apellidos si aparecen con errores. “El llamamiento es a las personas que hayan bailado en cualquiera de las épocas y de los grupos para que podamos ver cómo celebramos la fiesta”. Además, el director de Simon de Otxandategi, Iñaki González, recuerda que se trata de preparar todo para la celebración que tendrá lugar en julio de 2018, con el objetivo de “celebrar y bailar todos juntos”. “Lo verdaderamente relevante es haber pertenecido a algún grupo de Berango, no el tiempo en que se haya bailado. Queremos un encuentro común, de unión y hermandad por los bailes vascos”, remarca.

Para la ocasión incluso se publicará un libro. Ya se ha recopilado buen número de documentos y fotografías para hacerlo realidad, aparte de ese listado de dantzaris que se ha elaborado. “El grupo Simon de Otxandategi es el que tiene el honor de haber recogido el testigo de ser el grupo de bailes actual, pero en Berango ha habido más grupos y todas las personas que han bailado lo han hecho todo por mantener viva nuestra cultura”. Así que González asegura que es hora de juntarse para ensayar antes y bailar en común en verano de 2018. Txikiak o Gure Txoko fueron agrupaciones anteriores que dieron vida a las “dantzas” durante 75 años, aunque se haya constatado que también  hubo actividad mucho antes. Así lo certificó el historiador local Alberto Díez, quien aportó el documento de una factura de 42 reales, pagada por la Diputación en 1765 por bailar un alarde en la ermita de Santa Ana.

Santa Cecilia

La cita de ese alarde, conmemoración de Santa Cecilia, es otro ejemplo de comunión entre las corales de Berango. Este concierto, que tendrá lugar el 26 de noviembre, a las 13:00 horas, en el frontón municipal, se fraguó porque “en Berango habías bastante actividad musical y vimos la oportunidad de celebrar algo todos juntos. La verdad es que es un éxito tremendo porque el frontón está a rebosar de público cada año”, confiesa satisfecho González.

La agrupación parroquial, la de la asociación de la mujer, la del Hogar del Jubilado y Simon Otxandategi volverán a cantar en ese mismo formato que consiste en interpretar un par de temas cada agrupación para luego intervenir conjuntamente. Pero en 2017 ya se fragua otra novedad más, porque los coros están recopilando una docena de temas para editar un disco en conjunto en 2018.